Cáñamo, Marihuana y CBD

Cáñamo, Marihuana y CBD

Algo está pasando en el mundo del cannabis. El estatus de la planta parece recobrar cierta posición en la escala humana. Y sería fantástico poder contribuir a una nueva normalización, como la que ya tuvo años atrás.

Para hacer un pequeño resumen, hagamos un par de viajes al pasado. El primer en 1931, cuando USA taxó duramente la industria con penas de cárcel, tras años de lobby de industrias como la maderera. El segundo viaje es al 1961. Año en que el Naciones Unidas pone al cáñamo en la lista negra de sustancias peligrosas para la salud y sin efecto terapéutico alguno. No fue, hasta 20 años más tarde que científicos franceses desarrollaron, por primera vez una planta de cannabis sativa sin THC o con concentraciones menores al 0,3%. A ésta, lo llamaron cáñamo, para diferenciarla de las otras variedades ricas en psicoactivas: las que ahora conocemos como marihuana. Y había quedado hasta hoy.

Este timbre especial «Producer of Marihuana» se remonta a julio de 1945.

Y aquí nace la gran diferencia entre lo que fue legal y lo que no. El cáñamo industrial siguió sirviendo a las industrias que ya lo venía haciendo siglos, como la construcción, papelería, téxtil, etc. Sectores pactadamente legales, lejos de los ámbitos de la salud.

No obstante, la planta del cannabis ha sido un remedio natural por miles de generaciones. El retirarle todo el THC, no por ello, mermamos la totalidad de su capacidad de incidir en la salud y el bienestar de los seres vivos. La verdad es que sigue conteniendo el resto de cannabinoides. Y así lo han ido viendo los científicos, como podían ampliar sus targets al no tener componentes psicoactivos.

Los años fueron pasando y gracias a la persistencia científica se han publicado miles de estudios avalando los beneficios sobre la salud humano. Sobretodo, en campos donde la medicina ‘moderna’ sigue teniendo problemas de eficacia.

Cuando hablamos de cáñamo, hablamos de variedades de Cannabis Sativa sin THC, manteniendo el resto de cannabinoides. 

Estos estudios, y otros ad hoc, revelaron la existencia de más de 140 cannabinoides más. Y uno de ellos es el CBD. Una molécula, que se está revelando como altamente efectiva por si sola, sin necesidad de ser marihuana o colocar. Y muchas comunidad de pacientes también reclaman su uso para tratar, aliviar y prevenir algunas patologías. E incluso, consumidores habituales de cannabis encuentran en el CBD, es decir en el cáñamo, una alternativa muy interesante. De manera que se están creando variedades de cannabis muy ricas en esos cannabinoides, con niveles minúsculos de THC.

Y, podría ser que, en unos años esta prohibición de Naciones Unidas (ahora revisada) haya favorecido el desarrollo de variedades de cannabis que, sin tener capacidad psicoactiva, ayudan a millones de personas y mascotas a tratar sus dolencias.

Principales propiedades del cáñamo

  • Ayuda a mantener nuestro organismo depurado y libre de toxinas, fortaleciendo el sistema inmunitario. 
  • Previene de enfermedades cardiovasculares, reduciendo el colesterol y limpiando las arterias.
  • Ayuda a combatir el insomnio, estrés, ansiedad y depresión.
  • Mejora el rendimiento intelectual, contribuyendo a prevenir la enfermedades degenerativas.
  • Acción antiinflamatoria.
  • Mantiene el buen estado de salud y nivel de hidratación de la piel y el pelo. 

¿En qué productos podemo encontrar todos estos benficios?

El cáñamo es un fuente natura no solo sus cannabinoides, sino de otras sustancias muy beneficiosas para la salud interior como exterior.

Además el cáñamo es rico en vitaminas A, C, D, E y del grupo B, hierro, calcio, fósforo y magnesio. y contiene ácidos grasos esenciales OMEGAS-3, OMEGAS-6. 

https://www.fundacion-canna.es

Hoy día podemos encontrar muchos productos de consumo y cajas especializadas. En base cáñamo tenemos chocolates, infusiones, aceites, tinturas, cervezas, caramelos y una amplia gama de cosméticos y aromaterapia. Y últimamente, en tiendas de fumadores o tiendas especializadas encontramos productos sintetizados y aislados como el CBD y todos sus derivados más ‘fumables’

Por eso no es de estrañar que muchas marcas quieran incorporar el cannabis a su portafolio, además de aprovechar la popularidad que está adquiriendo la planta, en todas sus variedades. Los beneficios para la salud son evidentes y atrás quedan aquellos años donde la planta fue perseguida y relegada a los más bajos fondos. La OMS ya ha pedido la revisión de categorización a las Naciones Unidas, lo que podrá traducirse en futuras leyes más laxas y responsables. 

De momento, lo que sí podemos hacer es beneficiarnos de lo que ya tenemos.

admin

    Hasta ahora, 1 comentario

    Cáñamo, Marihuana y CBD – Cannabis Daily's Hub Publicado el8:06 pm - Ago 19, 2019

    […] entrada Cáñamo, Marihuana y CBD se publicó primero en CBD Wox al […]

    Comentarios cerrados.

    Comentarios cerrados.